lunes, 16 de marzo de 2009

EL DESEO

El deseo no debería superar la cordura no debería esclavizar nuestros actos ni contaminar la razón básica. Si fuese mayor, en algún caso, a nuestra propia voluntad, arruinaría valores, relaciones, puntos de vista... Por suerte, para mí tú eres deseo, pero también respeto, integridad y amor. Así que no tengo ningún conflicto con el deseo, le doy las gracias por ser tan auténtico. Foto: yo misma tapada por dos pastelitos de cereza (veganos)

2 comentarios:

el_iluso_careta dijo...

buen texto...y dan ganas de morder la frutita...

alfredo dijo...

declaracion de principios. y me gustaron tus uñas y el color xD

saludos